martes, febrero 07, 2006

Caricias

"Lo acariciado no es tocado, hablando con propiedad. No es lo aterciopelado ni la tibieza de esa mano dada en el contacto lo que la caricia busca. Es esa búsqueda de la caricia lo que constituye su esencia, por el hecho de que la caricia no sabe lo que busca. Este "no saber", este desarreglo fundamental es lo esencial en ella. Es como un juego con algo que se sustrae, y un juego absolutamente sin proyecto ni plan, no con lo que puede llegar a ser nuestro y nosotros, sino con algo otro, siempre otro, siempre inaccesible, siempre por-venir. Y la caricia es la espera de ese porvenir puro sin contenido".

De "Le temps el láutre", Emmanuel Lévinas

1 comentario:

Voce e eu dijo...

"Caricias", yo diría que es una de las mejores cosas que puede existir entre un hombre y una mujer.